martes, 21 de enero de 2014

Próximo curso en el CPR de Almendralejo

La biblioteca escolar como espacio de lectura y creatividad



Ilustración de Ester García


JUSTIFICACIÓN

La biblioteca escolar constituye una llave para impulsar la lectura, el aprendizaje y la imaginación. Además, representa un lugar de encuentro de la comunidad educativa, un espacio donde reflexionar sobre nuevas estrategias de enseñanza y compartir experiencias. 


CONTENIDOS:

1º Sesión. La biblioteca escolar y el gusto por la lectura. Somos voz. La importancia de la lectura en voz alta:
-          Leer en voz alta. Estrategias para mejorar la competencia lectora desde la biblioteca escolar.
-          Hablar en público. El valor de la expresión oral.
-          La poesía en la biblioteca escolar. Los recitales como lugar de encuentro.
2ª Sesión. Escritura y creatividad como caminos a la lectura:
-          La biblioteca escolar como espacio para la escritura y la creatividad. El desarrollo de un taller de escritura creativa.
-          Escritura en internet: blogs, publicaciones escolares, redes sociales…
3ª Sesión. La biblioteca escolar y la orientación a la lectura. Recursos analógicos y digitales para la biblioteca escolar.
-          La animación a la lectura como labor de la comunidad educativa.
-          Propuestas para un proyecto de dinamización de la biblioteca escolar.
-          Publicaciones especiales y otros servicios de orientación a la lectura.
-          La biblioteca escolar y la Literatura Infantil y Juvenil.

     Fechas de celebración: 4, 6 y 13 de febrero, de 17:00 a 20:00 horas en el CPR de Almendralejo.  
       ¡Espero que os animéis a asistir! 
    El curso será eminentemente práctico: leeremos, recitaremos, escribiremos e imaginaremos a través de propuestas para llevar al aula. 
     Todavía podéis inscribiros en la página del CPR de Almendralejo.

14 comentarios:

  1. - Si se terminara el color gris, la desesperanza ¿sería negra o blanca? (Tomás Lóipez)
    - Si se terminara el arroz Catalina no tomaría más, ¡qué horror! (Tomás Lóipez)

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias por participar, Tomás! Nos reencontramos el martes en nuestra última tarde de curso. :)

    ResponderEliminar
  3. -si se terminara el rosa, ¿desaparecerían las princesas de cuentos?
    Esmeralda.

    ResponderEliminar
  4. :)
    Para el martes os estoy preparando una sorpresa que seguro que os va a gustar mucho. Un abrazo, Esmeralda.

    ResponderEliminar
  5. -Si se termina el humo ¿cómo pinto tu mirada?
    -Si se termina tu risa ¿cómo calentaré mi corazón?
    -Rosa era tan pequeña que se columpiaba en los cordones de los zapatos de Daniel
    -Rosa era tan pequeña que tenía piscina gratis cada mañana con solo subir a la taza del desayuno.
    Lourdes

    ResponderEliminar
  6. Era tan pequeña, tan pequeña, que la niña viajaba en un bolsillo.
    Esmeralda

    ResponderEliminar
  7. Si se termina el verde cómo voy a mirar tus ojos.

    Ella era tan pequeña que lloraba y no la oía.

    Mercedes

    ResponderEliminar
  8. Si se termina el negro, qué va a ser de ti, plañidera.
    Si se terminan tus pesadillas, a quién voy a ir a consolar en la noche.
    Ella era tan pequeña que se aferraba a su osito de gominola para dormir.
    Ella era tan pequeña que los domingos me pedía tapitas de arroz con sólo tres granitos.
    Tarea hecha, seño.
    Olga

    ResponderEliminar
  9. Ah, y otro que se me ha ocurrido al ver el de Mercedes:
    Era tan pequeña que sólo la oía yo.
    Olga

    ResponderEliminar
  10. Muy bien, Olga. :)
    Progresas adecuadamente y tu parábola evaluable muestra una pendiente óptima de incuestionable rendimiento dentro de los objetivos curriculares previstos en el área, siendo la resultante del promedio calificador de una aplastante creatividad. No sé si me explico...
    Un abrazo y nos vemos mañana.

    ResponderEliminar
  11. Si se termina el azul, ¿ómo podría encontrar el mar y cómo alcanzar el cielo?

    ResponderEliminar
  12. -Si se termina el verde, cómo voy a mirar las viñas de mi pueblo.
    -Si se termina el morado, las lombardas serán coles.
    -Si se termina el blanco, la nieve será hierba.
    -Si se termina la risa, cómo volvería a estar feliz.
    -Si se termina la brisa del otoño, tu larga cabellera no ondeará por tu espalda.
    -Ella era tan pequeña, que sus ojos tenían que mirar dos veces.
    (Pedro)

    ResponderEliminar
  13. ¡Gracias, Pedro! Espero verte en otra ocasión. Ya sabes dónde encontrarme. Mi correo electrónico está en el blog y en mi página web. Espero que te animes a venir a la presentación de mi nueva novela infantil. Un abrazo.

    ResponderEliminar